Memoria Colectiva
Documentos

Desaparecidos en Magallanes

BETTANCOURT BAHAMONDE SILVIO FRANCISCO (23 años)
DESAPARECIDO, 13 DE SEPTIEMBRE DE 1973
SOLTERO, INGENIERO PETROQUIMICO
INGENIERO ENAP
MAPU



Silvio Francisco Bettancourt Bahamondes, soltero, Ingeniero de Ejecución Petroquímico, militante del MAPU. El día 12 de septiembre de 1973 apareció su nombre en una nomina de personas que eran requeridas por las autoridades militares.

En razón de ello decidió abandonar la ciudad de Punta Arenas donde residía y dirigirse a la Argentina, específicamente la ciudad de Río Gallegos.Entre los días 14 y 16 de septiembre inicio viaje,siendo acompañado hasta la salida de Punta Arenas por un amigo. Desde su salida nada mas se sabe acerca de su paradero. Las autoridades militares nunca reconocieron la detención del afectado, incluso durante un tiempo fue buscado e interrogados otros detenidos sobre su paradero.

Esta Comisión no posee antecedentes suficientes para adquirir convicción sobre como ocurrieron los hechos que afectaron a la victima..

De acuerdo con declaraciones de testigos, Silvio Betancourt se desempeñaba en Posesión, una localidad en Tierra del Fuego, como ingeniero en la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP). En el primer Bando emitido por la jefatura de la Zona de Estado de Emergencia fue conminado a presentarse ante la autoridad militar. Había viajado a Punta Arenas y tras reunirse con unos amigos, tomo la decisión de abandonar el país, trayecto que haría a pie. Sin que lograra cumplir su objetivo, desapareció sin dejar rastros.

Testigos declararon en la investigación judicial que, en los días y semanas posteriores al 11 de septiembre de 1973, varios de sus amigos fueron detenidos e interrogados sobre sus vinculaciones políticas con él. Uno de los testigos declara ante el Tribunal que, en el transcurso de los interrogatorios, sus captores expresamente aludieron no estar interesados en Silvio Francisco Betancourt, por cuanto este ya estaba muerto.

Un ex agente de seguridad -que pidió reserva de su declaración- aseguró haber visto en un recinto militar a Silvio Betancourt mientras era interrogado y torturado.

Considerando los nuevos antecedentes recibidos y la investigación realizada, el Consejo Superior llega a la convicción de que Silvio Francisco Betancourt Bahamonde fue detenido por agentes del Estado y desapareció mientras se le mantenía en esa calidad. Por tal razón, lo declaro victima de violación de derechos humanos. (Inf Rettig Pags. 227 y 228)

Desaparecidos nacidos en Magallanes

LAGOS NILSSON, GLORIA ESTHER (28 años)
NACIDA EN PORVENIR
DETENIDA DESAPARECIDA
SECRETARIA, TRES HIJOS
8 SEMANAS DE EMBARAZO
PARTIDO SOCIALISTA



El 26 de agosto de 1974 agentes de la DINA llegaron al domicilio de Gloria Esther Lagos Nilsson, en la comuna de Lo Espejo en Santiago, llevando detenido al conviviente de esta, militante del MIR, quien logro escapar por una ventana.

Esa misma noche, los agentes volvieron y detuvieron a Gloria Lagos, de quien no se ha vuelto a saber.La Comisión estima que los testimonios de la detención y demás antecedentes del caso son suficientes para llegar a la convicción de que Gloria Esther Lagos desapareció por acción de agentes del Estado quienes violaron así sus derechos humanos.

Gloria Lagos, 28 años de edad, era casada y tenia tres hijos. Hasta 1973 se había desempeñado como secretaria en la Oficina de Prensa del Palacio de La Moneda.

Declaración de Marcela Meza Lagos (Hija)

Mi madre Gloria Esther Lagos Nilsson, nacida en Porvenir el 29 de septiembre de 1945, tenía 28 años, llena de vida, hermosa, madre de tres hijos: Héctor, el mayor, de diez años; yo, Marcela, con ocho, Patricio, el más chico, de seis, y otro que venia en camino; contaba con casi tres meses de gestación; teniamos tanto par delante, pero el 26 de agosto de 1974 cambió el curso de vida para todos. Entrando la tarde, mamá llega muy agitada, dice que tiene que volver a salir, pero que al dia siguiente estaríamos todos juntos, sin embargo tocan la puerta, preguntan por ella, luego me entero que eran del Servicio de Inteligencia Militar. Nos dicen que no nos preocupemos, que le harán unas preguntas y que al día siguiente en la mañana estaría de regreso en casa.

Que ironía!, han pasado once años y siete meses de esto. En ese instante cuando vi que mi madre se alejaba, mi reacción desató en llanto, no entendía por qué esas personas a quienes nunca habia visto, se llevaban a mi madre y por qué en la puerta de entrada del edificio estaban unos militares vestidos como para la guerra, no seguía entendiendo nada, sólo atinaba a llorar y gritar "no se la lleven, no se la lleven". Yo queria a que mi mamá se quedara conmigo, pero no fue asi. Se habian llevado a mi madre quitándome el derecho de seguir compartiendo mi vida con ella, de desarrollarme como hija, me negaron el derecho de tener una amiga, una compañera, el ser humano más cercano a mi existencia, y a ella, junto con negarle el derecho de ser madre, le negaron el derecho de desarrollarse como un ser humano libre. Ahora tengo 19 años, más de una década ha marcado mi camino y a pesar de eso, los recuerdos siguen grabados, fueron tan impacientes para mi mente infantil; cómo olvidar el golpe de estado si mi madre lo único que repetía ese 11 de septiembre era: "lo mataron, esos asesinos lo mataron". Luego supe que el Presidente Allende era quien habia muerto y a mi me dio mucha pena porque yo lo conocía, pues mi mama trabajaba en La Moneda, era secretaria y muchas veces estuvimos allí; ahora todo se habia acabado.

Después del golpe nuestra casa fue allanada en dos o tres oportunidades, los vidrios rotos, las camas despedazadas, estaba recién empezando toda la ola de terror que cubriría nuestras vidas y la de todos los chilenos. En el segundo trimestre del 74. mi tio se asilaba en la embajada mexicana, mi mamá sufrió mucho cuando tuvo que separarse de su hermano, en ese momento nadie se imaginaba que meses después ella seria detenida y que nunca más se sabria de lo que le había ocurrido. Un par de anos después viajaría yo a Venezuela, lugar donde se habían trasladado mis tíos y mis primas, quedando mis hermanos acá en Chile con los abuelos paternos (mis abuelos maternos fallecieron en 1969). Con ellos vivi y sufri el exilio y toda su problemática humana y esto, unido a la desaparición de mi mamá hacia que viviéramos en constante angustia e incertidumbre. Por medio de mi tio pude conocer mucho más a mi madre, él la admiraba mucho, siempre la llenaba de virtudes, gracias a él aprendi a quererla infinitamente, a sentirme orgullosa de su persona, sé que fue una gran mujer y que todo lo que hizo fue ser consecuente con sus ideas, mi tio me decía que tenerme a su lado.era tener un. pedacito de ella con él.

Se hicieron los trámites legales, el 27 de agósto de 1974 se presenta un recurso de amparo, rol No. 1.004 y querella por presunta desgracia el 31 de mayo de 1976, en fin, todo aquello que permitiera dar con su paradero, pero todo ha sido inútil, el gobierno sigue negando y yo sigo esperando. Hace dos anos y medio he retornado a mi patría, las cosas no han sido fáciles, tanta gente como yo sigue esperando que respondan ante tantos hechos. Ahora pienso en todas las mujeres que como ella cayeron, en cuál habrá sido su destino en manos de los criminales, pienso en mi tío exiliado de la patria que lo vio nacer, pienso en todos los compañeros que han sido victimas de esta dictadura de muerte y me doy cuenta que hay tanto para seguir luchando, tanto para seguir fuertes en el camino hacia la libertad y para seguir exigiendo justicia, porque no renunciaré a conocer toda la verdad acerca de lo sucedido con mi madre y con todos los detenidos- desaparecidos, y porque la justicia castigue a los culpables.